Cómo hacer kimchi en casa fácilmente [vegano]

Eloisa Faltoni - foto redonda.png

de Eloisa Faltoni · 9 marzo 2022

El kimchi es un alimento fermentado típico de la cocina coreana, que tiene un sabor delicioso (y picante) y muchas propiedades positivas, así que en este post voy a explicarte cómo hacerlo.

De hecho, voy a enseñarte mi proceso paso por paso, para que puedas prepararlo en tu casa fácilmente.

Así que si tu objetivo es aprenderlo todo sobre cómo hacer kimchi sin complicarte mucho la vida, estás en el sitio perfecto.

Untitled_1.66.1.png

Kimchi vegano. 

¿Qué es el Kimchi?

El kimchi es un alimento fermentado de origen koreana, que se elabora mediante la lacto-fermentación de la col china (o col Napa). En esencia, el kimchi es col fermentada.

Pero también es mucho más.

Tiene un sabor especial: picante, umami, agrio y es perfecto para darle una chispa a cualquier preparación, desde una arroz frito hasta una tostadas para el desayuno.

Así como muchos otros alimentos fermentados, el kimchi tiene muchas propiedades beneficiosas para nosotras y es especialmente saludable. Es un alimento probiótico que ayuda a promover un microbioma intestinal saludable. 

kimchi.png

La lacto-fermentación es un proceso de fermentación muy simple que no requiere más que sal, verduras y agua, sin necesidad de conservantes ni equipos sofisticados.

2022-01-25-16-49-25-815.jpg

Ingredientes para preparar el kimchi vegano. 

Los ingredientes del Kimchi

El kimchi se puede preparar con muchos ingredientes distintos, pero el el clásico se hace con col china, y puede llevar (o no) otras verduras). Otros ingredientes fundamentales son la sal y el pimentón koreano gochugaru.

Tradicionalmente, el kimchi también incluye ingredientes como salsa de pescado koreana y gambitas saladas; pero he querido crear esta variante en la que uso salsa tamari y stevia en lugar de la salsa de pescado, para poder tener un kimchi 100% vegano que no tiene nada que envidiarle al kimchi clásico con pescado.

 

Vamos a ver los ingredientes del kimchi en detalle:

  • Col china o Napa: esta es la col usada tradicionalmente para hacer kimchi, es la base esencial de esta receta. Si no encontraras esta col, podrías utilizar eventualmente otro tipo de col o incluso otras verduras, como zanahoria o nabo, por ejemplo.

  • Sal marina: la sal es uno de los ingredientes esenciales. La calidad de la sal puede influenciar los fermentos, así que es importante usar una sal de alta calidad; recomiendo especialmente usar sal marina natural, ya que ayuda a que los fermentos estén más crujientes.

  • Pimentón koreano gochugaru: es posible encontrar el gochugaru en tiendas especializadas en productos asiáticos y también online.  Si no lo encuentras, puedes sustituirlo por una mezcla de pimentón picante y dulce, según tu gusto.

  • Ajo: el ajo es uno de los ingredientes que compone la salsa del kimchi.

  • Cebolla: la cebolla aporta mucho aroma. Puedes usarla tanto fresca como seca.

  • Jengibre: aporta un sabor fresco y contribuye en el proceso de fermentación. Para esta receta es ideal el jengibre fresco.

  • Daikon: llamado también rábano japonés; se usa para darle un toque crujiente al kimchi. Si no lo encuentras, puedes cambiarlo por un nabo común. 

  • Zanahoria: las zanahorias también aportan un toque un poco más crujiente, y además aportan un sabor delicioso. 

  • Ajos tiernos: aportan mucho aroma y sabor. Así como el daikon y las zanahorias, son opcionales.

  •  Salsa Tamari: ideal para remplazar el sabor umami de la salsa de pescado.

  • Stevia líquida: unas gotas de stevia en esta preparación ayudan a obtener un sabor más cercano a la salsa de pescado.

pepper.png

Lo más fácil es comprar el gochugaru en una tienda de productos asiáticos. Recomiendo el Supermercado Asiático de Balmes en Barcelona y el Oriental market en Barcelona y en Madrid.

 

También puedes encontrarlo online.

Untitled_1.2.1.png

Kimchi vegano. 

Esterilizar los botes de cristal

A la hora de preparar fermentados es especialmente importante que la superficie de trabajo, los utensilios y nuestras manos estén muy limpias, para evitar introducir bacterias que no queremos y que puedan estropear el proceso de fermentación. Por esta misma razón, es recomendable esterilizar los tarros que vayamos a usar para preparar nuestro kimchi.

Esterilizar los tarros es un proceso muy sencillo:

  1. Empezamos separando los tarros y sus tapas, y los lavamos muy bien con agua y jabón .

  2. Colocamos un trapo limpio en el fondo de una olla grande e introducimos dentro los tarros y las tapas (por separado). Llenamos la olla de agua hasta cubrir por completo todos los tarros y tapas y añadimos una cucharada de vinagre. 

  3. Ponemos la olla sobre el fuego y la dejamos hervir una media hora.

  4. Pasado este tiempo, podremos sacar los botes de la olla (con cuidado de no quemarnos) y dejarlos secar sobre un trapo limpio.

pickle.png

No te olvides de esterilizar con agua caliente también el resto de utensilios que vayas a utilizar. Y lava muy bien tus manos, con agua caliente y jabón (no uses agua hirviendo para tus manos).

Preparación del Kimchi

 

Ahora que hemos hablado de los ingredientes y la estilización de los tarros, vamos a ver los pasos para preparar el kimchi en casa. 

1. Esterilza tus utensilios

 

  • Cómo hemos visto, es fundamental que tus manos y todos los utensilios que vayas a utilizar. esten bien limpios. Así que empieza lavándote bien las manos y esterilizando los utensilios y los botes. 

  • Te recomiendo esterilizar bastante tarros: es mucho mejor que te sobren tarros que no que te falten y te des cuenta cuando ya estás envasando tu kimchi. 

2. Prepara los ingredientes

 

  • Para la col:

    • 1 col china grande  

    • 3 cucharadas de sal marina

  • Para la salsa:

    • 1 cebolla mediana

    • 6 - 8 dientes de ajo

    • 1 trozo de jengibre de unos 3 cm

    • 40 gr de pimentón gochugaru en copos o una mezcla de pimentón picante y dulce

    • 60 ml de salsa tamari

    • 60 ml de agua

    • Unas gotas de stevia líquida

  • Verduras (opcionales):​

    • 1 zanahoria​

    • 1 trozo de daikon o 1 nabo

    • 1 manojo de ajos tiernos

3. Prepara la col

 

  • Lava bien tu col china y córtala en cuartos, a lo largo.

  • Después elimina la base de la col (la parte más dura) y haz un pequeño corte en la parte más ancha de la col. Corta la col en trozos pequeños de unos 2 centímentros.  

kimchi.png

La preparación tradicional del kimchi preve utilizar la col cortada china cortada en cuartos; personalmente prefiero cortarla en trozos más pequeños ya que es más cómodo a a la hora de envasarla y servirla.

Untitled_1.3.1.png
Untitled_1.4.1.png
Untitled_1.5.1.png
Untitled_1.5.1.png

  • Coloca parte de tu col en un bol amplio y esparce encima una parte de la sal. Mezcla bien con las manos para  incorporar la sal.

  • Repite este proceso hasta que hayas acabado todas las hojas de col y la sal.

  • Cuando hayas mezclado toda la sal y la col, presiona la col con las manos y coloca encima un peso (por ejemplo un plato) que presione la col y la ayude a sacar el agua que contiene. Deja reposar la col al menos una hora. 

Untitled_1.8.1.png
Untitled_1.11.1.png

4. Prepara el condimento

 

  • Pela y corta una cebolla mediana.

  • Pela los dientes de ajo, córtalos por la mitad y quítales el corazón. 

  • Pela el jengibre con una cucharita y córtalo en trozos.

Untitled_1.14.1.png
Untitled_1.16.1.png
Untitled_1.17.1.png
Untitled_1.18.1.png

  • Coloca la cebolla, el ajo y el gengibre en la procesadora de alimentos.

  • Añade la salsa tamari, el agua, unas gotas de stevia y el pimentón gochugaru.

  • Procesa todo hasta obtener una salsa homogénea.

  • Reserva la salsa para luego.

Untitled_1.20.1.png
Untitled_1.21.1.png
Untitled_1.22.1.png
Untitled_1.23.1.png

5. Corta las verduras

 

  • Lava bien tus verduras y pélalas.

  • Corta las zanahorias a la juliana (en plaitos muy finos) o rállala, corta el daikon en trozos finitos y pica los ajos tiernos finamente (usa tanto la parte blanca como la verde de los ajos tiernos).

  • Coloca las verduras en un bol amplio y reserva para luego.  

Untitled_1.35.1.png
Untitled_1.39.2.png
Untitled_1.41.1.png
Untitled_1.50.1.png

6. Aclara la col

 

  • Cuando tu col haya reposado mínimo una hora, pásala a un colador amplio y aclárala bien, bajo el agua corriente. Es muy importante que elimines todos los restos de sal. 

  • Escurre bien tu col y estrújala con las manos para eliminar el agua en exceso.

Untitled_1.47.1.png
Untitled_1.48.1.png

7. Mezcla

 

  • Añade la col bien escurrida al bol con las verduras cortadas.

  • Añade también la salsa que has hecho y mezcla bien para incorporar los ingredientes.

  • Te recomiendo usar las manos, para un resultado optimo. Ponte guantes de cocina para este proceso ya que la salsa es muy picante. 

Untitled_1.52.1.png
Untitled_1.53.1.png
Untitled_1.54.1.png
Untitled_1.55.1.png

8. Envasa y fermenta

 

  • Cuando hayas mezclado bien tu kimchi, podrás envasarlo. Reparte el kimchi en los botes que has elegido y presionalo bien para que quede completamente cubierto por la salsa.

  • Es fundamental que todas la verduras queden bien sumergidas para evitar contaminaciones. Si tienes la opción, puedes colocar unos pesos en el bote.

  • Asegurate de no llenar los tarros del todo y de no cerrarlos por completo, para evitar que se rompan durante la fermentación. Un buen método para evitar problemas es tapar tu bote con una gasa y cerrárla con una goma. También puedes usar bote especificamente pensados para fermentar alimentos cómo estos que uso yo

  • Es hora de dejar fermentar el kimchi, en un lugar sin luz directa y con temperatura constante. Yo lo pongo en mi despensa, por ejemplo. 

  • Personalmente suelo fermentar el kimchi una semana (mínio 2 días), para después pasarlo a la nevera. Pero puedes fermentar el kimchi durante el tiempo que prefieras, varias semanas o incluso meses. Más tiempo dura la fermentación más intenso es el sabor.

  • Cuando hayas fermentado tu kimchi el tiempo deseado, cierra el bote y pásalo a la nevera para conservarlo. El kimchi durarará varias semanas e incluso meses.

Untitled_1.57.1.png
Untitled_1.59.1.png
Untitled_1.60.1.png
Untitled_1.61.1.png

¡Tú kimchi está listo! Es el momento de utilizarlo en tus recetas.

Espero que este guía sobre cómo hacer kimchi en casa te sea útil.

¿Te vas a animar a preparar kimchi? Cúentamelo un comentario. 

❤️ Eloisa

Déjame un comentario

Apúntate a la newsletter